Afíliate Ahoralogin

Inicie sesión aquí

Las Bambas: Conflicto minero se sale de control y se agrava la crisis por los ataques de comuneros

Cada día, las grúas se llevan hasta 120 vehículos, donde el precio para retirar el auto es de unos 600 soles al día. Decenas de choferes dicen que sus autos son llevados al depósito sin razón, pero la comuna aduce que solo el 1% de reclamos son fundados. Muchos vecinos desconocen la norma.

Las instalaciones y las tierras de la minera cuprífera MMG Las Bambas, en Apurímac, fueron escenario ayer de nuevos enfrentamientos entre agentes de la policía y comuneros. Estos últimos causaron graves daños en la maquinaria y otras propiedades de la empresa, en su afán de invadir los terrenos que reclaman como suyos.

El descontrol es tal en la zona que los comuneros no solo prendieron fuego a camionetas, camiones y maquinaria pesada, sino también intentaron incendiar el helicóptero de la compañía. Debido a este hecho, el personal que se encontraba en la zona fue evacuado.

Aunque anoche los daños totales no habían sido cuantificados, por lo alejado y peligroso de la zona, el comisario de Challhuahuacho, mayor PNP Juan Pablo Chenet, informó a El Comercio que dentro de la mina hay unos 650 agentes de diferentes regiones y que ayer eran unos 500 comuneros los que intentaban entrar, por distintos puntos, a la empresa. Ellos han formado piquetes de entre 15 y 20 personas, y van a pie o a caballo por los cerros aledaños.

Todo esto ocurrió un día después de que la policía desalojara a un grupo de comuneros de Fuerabamba que había invadido las tierras de la mina, lo que originó un grave enfrentamiento. En total 14 personas resultaron heridas y fueron atendidas en el centro de salud de Challhuahuacho. Una de ellas fue trasladada a Cusco debido a lesiones graves en el rostro.

Tras ello, la noche del miércoles los comuneros se reunieron y buscaron apoyo de otros pueblos. Ayer, a las 10 a.m., empezó la nueva invasión y los enfrentamientos en el interior de la mina.

La policía tuvo dificultades para controlar la situación, ya que la mina tiene un perímetro de 47 km, imposible de vigilar por completo.

Al cierre de esta nota, se contaban unos 15 vehículos quemados entre el miércoles y el jueves, daños en la planta concentradora de cobre, 15 policías heridos entre ambas jornadas (uno con fractura de tobillo) y un civil herido por arma de fuego. Pero el número de lesionados sería mucho mayor.

El oficial Chenet añadió que piquetes integrados sobre todo por mujeres atacaron ayer con piedras en tres oportunidades su comisaría. Destruyeron las ventanas. Además, les impidieron acercarse a la mina, pues tienen bloqueados todos los accesos. Cualquiera que se aproxime es apedreado. También quemaron algunos negocios.

Los comuneros de Fuerabamba se ubican al sur de la mina, en el sector de Ferrobamba, mientras que los de Huancuire, quienes se han dividido en varios grupos en la zona de Chalcobamba, están al norte.

El presidente de la Cámara de Comercio de Apurímac, Edward Palacios, expresó su preocupación y precisó que la actividad económica de la región depende en gran medida de la minería. “La minería representa el 72% del PBI de Apurímac”, dijo. Criticó el poco compromiso y el mal manejo del Ejecutivo para resolver este y otros conflictos en el país.

Fuente: El Comercio

X

X

X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X