Afíliate Ahoralogin

Inicie sesión aquí

Mina Justa produciría 134 mil toneladas de cobre fino este 2022

Las ganancias de Cumbres Andinas, la empresa dueña de Marcobre, solo en el período enero-marzo, fueron por US$160 millones (US$241 en el cuarto trimestre de 2021)

Mina Justa cumplió un año de operación en marzo. Solo en 2021, la operación minera de Marcobre produjo 85,000 toneladas de cobre fino. Su planta de sulfuros —explicaron desde Empresas Copec, casa matriz de Alxar Minería, que es a su vez socia de Minsur con el 40% de participación en Marcobre— ha alcanzado su máxima capacidad a finales del año pasado. En tanto, la planta de óxidos de la empresa aún continúa con su proceso de ramp up y esperan que alcance máxima capacidad en el cuarto trimestre de este año. De modo que las estimaciones de producción de Mina Justa para este 2022 por fin han sido reveladas: entre 115,000 y 134,000 toneladas de cobre fino.

Al cierre del primer trimestre del 2022, Mina Justa produjo 28,000 toneladas de cobre fino pero ha sido capaz de vender 4,800 toneladas de cátodos de cobre y 25,500 toneladas de concentrados, generando US$332 millones en ingresos, dijo Rodrigo Huidobro, director financiero de Empresas Copec, en un call para inversionistas al que ENERGIMINAS tuvo acceso. En tanto, las ganancias de Cumbres Andinas, la empresa dueña de Marcobre, solo en el período enero-marzo, fueron por US$160 millones (US$241 en el cuarto trimestre de 2021) con un Ebitda de US$275 millones (US$405 en el cuarto trimestre de 2021). El mineral procesado en el periodo de análisis en Mina justa ascendió a 3.1 millones de toneladas, 10.3% más que en cuarto trimestre del año pasado, pero con un cash cost mayor: US$1.1 por libra, cuando en el lapso octubre-diciembre de 2021, el cash cost era de US$1 por libra.

Con pinzas eligió el grupo Copec su ingreso a las ligas mayores de la minería mundial, hito que se concretó en 2018 cuando, tras un acuerdo con el grupo peruano Breca, adquirió el 40% de Marcobre, sociedad dueña del proyecto Mina Justa. Se trató de una inversión conjunta de más de US$ 1,600 millones. Mina Justa es, además, la segunda operación minera en el Perú en utilizar agua de mar para los procesos mineros, sin devolver residuo alguno al océano.

AMPLIACIÓN

En mayo, el Senace otorgó su conformidad al «Sexto Informe Técnico Sustentatorio de la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto Mina Justa», presentado por Marcobre SAC. En el documento, Marcobre afirma que ha detectado «algunas oportunidades de mejora». La minera, operada por Minsur y Alxar, socio chileno, busca agregar una plataforma o pila de almacenamiento de contingencia de mineral de sulfuros, adicionar almacenes para reactivos para la planta de sulfuros e incrementar la capacidad de procesamiento de la planta de hasta un 20%. «Se propone el incremento de la capacidad de procesamiento de la planta de Sulfuros en hasta un 20% utilizando la misma cantidad de equipos en todas las áreas de la planta», dijo la empresa.

«Cabe señalar que para el caso del Sexto ITS se propone la ampliación de la capacidad de procesamiento de 18,000 TM/día a 21,600 TM/día», ha expresado la empresa en el documento. Actualmente, la capacidad total de producción anual de cobre en Mina Justa, según sus expedientes, es de 150.000 toneladas finas. El proyecto contribuirá con 100.000 toneladas métricas finas y 50.000 toneladas de cátodos del metal rojo. Además es la segunda operación minera en el Perú en utilizar agua de mar para los procesos mineros, sin devolver residuo alguno al océano.

Mina Justa está ubicada en el desierto costero, a 35 kilómetros de distancia de San Juan de Marcona y a 13 kilómetros de la Panamericana Sur. Mina Justa es un yacimiento de cobre que tendrá una vida útil de 16 años de operación y en ese lapso aportará US$1,000 millones en contribuciones al fisco, de los cuales un aproximado de US$500 millones se quedarán en Ica. La empresa también ha solicitado a las autoridades el permiso para incorporar un sedimentador y sumidero de control de flujos de la CV-209 6, añadir un segundo filtro en modo stand by e incluir un área para estacionamiento de camiones de concentrado minero. Marcobre busca también montar áreas de soporte para la planta de óxidos, entre otros.

La compañía proyecta, además, adicionar un módulo para su planta desalinizadora (stand by) con la finalidad de «no alterar la continuidad del funcionamiento ante la necesidad o requerimiento de hacer mantenimiento a la planta de ósmosis», por tanto, requiere «contar con una planta de ósmosis de 65 m3/h de agua desalinizada como stand by, la cual contará con las mismas características de los actuales en funcionamiento».

¿SUBTERRÁNEA?

Mina Justa es actualmente una mina a tajo abierto pero su futuro podría ser también el mismo de muchas minas como Chuquicamata en Chile o la misma Antamina y Toromocho, que barajan en un futuro optar también por una operación mixta: a tajo abierto y subterránea. «Quizá, en un futuro, veamos Mina Justa tanto a tajo abierto como subterránea, todavía hay potencial», dijo Luis Argüelles, CEO de Marcobre, en el Jueves Minero, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú. Marcobre tiene un programa de exploración para los alrededores de la mina. «Hay recursos interesantes en la profundidad» del yacimiento, añadió.

La mina comenzó su producción comercial oficialmente a fines de junio de 2021 y ese año de puesta a punto estimó producir alrededor de 84,000 toneladas de cobre fino. Marcobre también está enfocada en un programa amplio de exploraciones alrededor del yacimiento, para lo cual destinará una inversión de US$6 a US$8 millones para las campañas de exploración del 2021-2022.

Mina Justa, a lo largo de sus 16 años de vida útil, proporcionará un total estimado de impuestos y contribuciones de US$ 1,500 millones. Argüelles explicó que este monto está conformado por unos US$ 1,100 millones en impuesto a la renta, de los cuales US$ 547 millones corresponden al canon minero, a los que se suman un aporte por US$ 50 millones de pagos a OEFA, Osinergmin y al Fondo de Jubilación Minera, y US$ 360 millones por pagos de regalías e Impuesto Especial a la Minería. Mina Justa es una destacada generadora de empleo directo e indirecto para sus áreas de influencia. «De 895 trabajadores, 279 son de la región Ica, y de los 1828 trabajadores por parte de sus contratistas, 333 pertenecen a la región», señaló el CEO de Marcobre, empresa que tiene como uno de sus principales accionistas a Minsur, la única empresa peruana miembro del ICMM, organización que agrupa a las 27 empresas con mayores estándares de sostenibilidad en la industria a nivel mundial.

LIXIVIACIÓN

Mina Justa tiene una particularidad muy poco conocida. Luis Argüelles, CEO de Marcobre, reveló que «Mina Justa tiene el proceso de lixiviación más grande y más rápido del mundo». «Realmente Mina Justa es un ejemplo de innovación con tecnología de punta», agregó el ejecutivo.

Mina Justa es una operación minera de cobre con dos corazones: uno de ellos es la planta de sulfuros, y el otro es la planta de óxidos. El proceso de producción de la planta de óxidos consta de las etapas de chancado primario, chancado fino, tambor de pretratamiento, lixiviación, extracción por solventes y, finalmente, electrodeposición, y allí se realiza «la lixiviación más rápida del mundo». Las bateas para lixiviación de Mina Justa tienen una capacidad para 12 millones de toneladas de mineral al año. «Son unas piscinas inmensas».

En declaraciones al programa Marcobre Informa TV, el ingeniero Javier Rivas, jefe de Operaciones de Chancado y Lixiviación de Mina Justa, afirmó que en esta mina se realiza «la lixiviación más rápida del mundo porque en 144 horas vamos a llegar a una extracción del 90% del cobre soluble presente en el mineral». Un proceso sumamente importante en la mina de Marcobre es el de la oxidación del mineral mediante el proceso de lixiviación en bateas para lograr la mejor economía. Este proceso implica cargar el mineral en grandes contenedores de concreto, revestidos con material resistente a los ácidos, e inundar el mineral con ácido sulfúrico concentrado para recuperar el cobre en una solución enriquecida para su posterior procesamiento. Cada batea es enorme, sus dimensiones son de 46 m x 36 m x 14 m y hay 15 bateas en línea, con cerca de 700 m de longitud.

Fuente: Energiminas

X

X

X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X