Afíliate Ahora login

Inicie sesión aquí

Plantean una entidad similar a Cofopri para la minería informal

Por: María Cecilia Villegas

En el Perú existen 500,000 pequeños mineros que se desarrollan en la informalidad. Se calcula que esta actividad económica alcanza de manera indirecta a unos cinco millones de peruanos, lo que hace que la minería artesanal tenga importante potencial para contribuir al desarrollo nacional mediante la generación de empleo, reducción de pobreza, desarrollo local e ingresos fiscales.

Para impulsar la formalidad, se creó un régimen simplificado de registro de mineros informales: REINFO. Este, permite a los mineros registrados extraer mineral y venderlo en el mercado formal mientras dure su proceso de formalización. Sin embargo, de los 54,436 registros, solo 1,554 han logrado culminar el proceso. Ello por los altos costos que implica el proceso. Sumado a la debilidad del Estado y su incapacidad de supervisión que hace que no haya incentivos para completar el proceso.

Las operaciones a pequeña escala están en áreas geográficas aisladas, donde el Estado no ejerce control; y donde el acceso a servicios públicos es limitado. Los pequeños mineros tienen poco conocimiento sobre geología, ingeniería de minas y contaminación ambiental. Trabajan con equipos inadecuados y utilizan mercurio para procesar oro, causando daños irreparables al ambiente y la salud. La minería informal accede a insumos en el mercado negro, no tiene acceso al sistema financiero y gran parte de sus ingresos van a pagar coimas.

Para limitar el comercio de minerales obtenidos ilegalmente, el REINFO autoriza al titular a extraer el mineral de una concesión determinada utilizando coordenadas UTM. Sin embargo, los REINFOS son utilizados en la práctica, para darle trazabilidad a minerales ilegalmente extraídos en concesiones distintas a las asignadas. Así, el REINFO es utilizado para incluir en la economía formal el producto de actividades ilegales. Lastimosamente, el Gobierno cedió ante las presiones de los gobernadores del sur y reabrió el REINFO, cerrado en julio de 2017, contribuyendo a un mayor ingreso de minerales ilegales a la economía.

Es claro que el sistema de formalización no ha funcionado. Siendo importantísimo para el desarrollo del país reconocer los derechos mineros, debería tomarse la experiencia de Cofopri en la formalización de derechos de propiedad y crearse una Comisión de Formalización de Pequeños Mineros y Mineros Artesanales. Reconociendo además que existen barreras de acceso a la formalización y que los mineros artesanales no están familiarizados con los tramites que la formalidad exige. Utilizando la metodología de Cofopri, podrían armarse cuadrillas encargadas de empadronar a los mineros y acompañarlos en todo el proceso.

La formalidad tiene la ventaja de limitar el crimen organizado y el uso de canales irregulares para la compra de insumos y distribución de bienes. Brinda protección policial y judicial, facilita la supervisión y permite el acceso al crédito y la participación en mercados internacionales. Además, genera recursos para que el Estado pueda invertir en una mejor infraestructura y servicios para los ciudadanos.

Fuente: Expreso

X

X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X