Afíliate Ahoralogin

Inicie sesión aquí

Buscan transformar 900 millones de toneladas de relaves en materiales de construcción mediante proyecto de ley

La Comisión de Energía y Minas del Congreso recibió el proyecto de ley 3609, que promueve la transformación de los desechos provenientes de los relaves mineros en productos de uso para la industria de la construcción, como son los ladrillos, tejas, baldosas y otros afines.

El PL de Acción Popular, da cuenta de que en Perú una mina produce 25 mil toneladas de relaves por día, 750 mil por mes y 9 millones por año. Y considerando la presencia de 150 minas en operación, la cifra aumenta a 900 millones de toneladas de residuos mineros.

Dichos relaves poseen metales pesados y son factores de contaminación, por lo que se tiene que el 75% de los 52 ríos de la costa contienen aguas residuales y metales, como es el caso del río Rímac, que registra elevada cantidad de plomo, hierro y manganeso, sobre todo.

Por ende, una de las preocupaciones ambientales más importantes en cualquier empresa minera es cómo manejar estos grandes volúmenes de desechos mineros de modo que se reduzcan al mínimo los impactos a largo plazo y se maximicen los beneficios a largo plazo.

Así, el proyecto de ley ejemplifica que los relaves mineros pueden servir de insumo para la elaboración de cementos alternativos con propiedades mecánicas y químicas superiores y con menores emisiones de CO2, como sugieren centros de investigación en Chile y México.

Incluso, propone seguir lo hecho por la UNMSM, donde se logró producir ladrillos y baldosas vía reutilización de relaves, aplicando una metodología de fijación y micro-encapsulamiento de metales pesados, lo que permite estabilizarlos y evitar su migración hacia el ambiente. 

«En la experiencia peruana, los agregados resultados a partir de los relaves mineros fueron sometidos a pruebas de toxicología (…), habiéndose establecido que el producto final resulta inocuo y apto para su uso masivo como material de construcción», sostiene el proyecto.

Con ello, las ventajas de los materiales tratados por encapsulamiento, en relación a los agregados de construcción tradicionales son: su costo más bajo, su mayor resistencia promedio y el hecho que permiten deshacerse de relaves antiguos en minas abandonadas.

Finalmente, el costo de equipamiento de una planta transformadora de relaves podría ser asumido por las propias empresas mineras en el marco de su política de responsabilidad social, lo que contribuirá a beneficiar a la población, al medio ambiente y a las propias empresas.

«La presente iniciativa legislativa no irrogará gastos al erario nacional, las empresas mineras poseen los recursos para invertir en este proceso productivo y beneficiar a sus trabajadores y a las comunidades, además de beneficiarse directamente con la utilización de estos materiales en las múltiples obras de infraestructura que consideran sus proyectos”, concluye el PL.

Artículos recientes

Walter Tejada de BHP: “El potencial geológico no basta, los países deben poner en valor sus recursos naturales con reglas clara

Seguir leyendo

Rumbo a PERUMIN abordará los desafíos para lograr desarrollo territorial en regiones mineras

Seguir leyendo
X

X

X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 276 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X